In Blog

¿Has oído hablar sobre el consentimiento informado del paciente? ¿Sabes cómo puedes saberlo de forma instantánea?

La burocracia, la lentitud y la desinformación forman parte del día a día en ocasiones de los pacientes, por ello hoy en nuestro blog hemos querido abordar teste tema; el consentimiento informado. Es algo que forma parte del derecho de todo paciente, es decir, derecho a recibir la información adecuada sobre una actuación médica para de este modo poder decidir como ciudadano de pleno derecho, libremente, si se somete a ella o no.

En este post podrás encontrar toda la información necesaria; en qué consiste este consentimiento informado y sobre todo cómo puedes obtenerlo firmado de forma fácil, rápida y  sobre todo legal.

¿Sabes exactamente que es el consentimiento informado?

Primordialmente es un DERECHO que se articula a través de un proceso en el que el  profesional médico informa de forma detallada y clara al paciente sobre el tratamiento que le indicará o método diagnóstico que le aplicará, así como todo el tipo de riesgos, beneficios y alternativas que puede tener.

Este proceso de información y comprensión, como cualquier otro trámite, culmina con la firma del formulario escrito en el cual se otorga el consentimiento informado, un documento donde el paciente autoriza a la realización de la actuación médica.

Por tanto, este acto debe realizarse de forma consciente y voluntaria por el paciente, que puede tanto aceptarlo como rechazarlo, ya que el objetivo primordial de este es que pueda tomar las decisiones referentes a su salud de acuerdo con su libre y propia voluntad.

consejos consentimiento informado

¿Cómo se realiza el consentimiento informado de forma correcta? ¿Es verbal o debe ser por escrito?

A pesar de que en un principio el consentimiento será verbal, debes de tener en cuenta de que por regla general y con  el artículo 8.2 de la Ley 41/2002, de 14 noviembre en mano, se  exige su prestación por escrito en los casos siguientes:

  • Si vas a sufrir una intervención quirúrgica
  • Procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores
  • En resumen, este tipo de procedimientos se realizan por escrito en aquellos que suponen riesgos reales y de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente

¿Qué ocurriría si el paciente no quiere que se le informe de ningún riesgo o efecto secundario?

En el caso de que un paciente manifieste libremente y de forma consciente que no quiere ser informado, según el artículo 9.1 de la Ley 41/2002, «se respetará su voluntad haciendo constar su renuncia documentalmente, sin perjuicio de la obtención de su consentimiento previo para la intervención».

Conservación de los consentimientos informados ¿Quedan reflejados en el historial médico?

Evidentemente, los consentimientos informados son una parte fundamental e indestructible del contenido de la historia clínica de un paciente. Eso sí, debes de tener claro que incluso el propio paciente o el representante que lo haya firmado en su nombre, tiene derecho a solicitar si lo desea una copia de su historia clínica.

¿Dónde aparece apoyada esta afirmación? Si necesitas asegurarte y que no te tomen el pelo por miedo a posibles represalias, puedes encontrar dicha afirmación dentro del artículo 12.4 a) de la Ley 21/2000, de 29 de diciembre, sobre los derechos de información concernientes a la salud y la autonomía del paciente, y la documentación clínica, modificado por la Ley 16/2010, de 3 de junio.

Más información

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos con la mayor brevedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies