Procesos judiciales

Protección Legal del Paciente

Tel. 912 032 308

Abogados para procesos judiciales

Cuando nuestra salud se ve afectada, sea por un accidente o por una enfermedad, pueden surgir situaciones de conflicto que acaban en procesos ante la Justicia, si lo que queremos es mantenernos firmes en nuestros derechos.

En PLP® creemos firmemente en la negociación como pieza clave para resolver los conflictos. Preferimos llegar a acuerdos que entablar procesos judiciales en los que una persona, el Juez, o un grupo de personas, un Tribunal, acaba decidiendo sobre asuntos que podrían haberse resuelto antes de llegar a la contienda judicial.

No obstante, en PLP® sabemos que, aunque la mejor solución suele ser el acuerdo previo, fruto de la negociación, hay que estar preparados para iniciar procesos judiciales con las máximas garantías de éxito. Y a eso nos entregamos, siempre con la sana intención de obtener una resolución judicial favorable a los derechos e intereses de nuestros clientes.

abogados para procesos judiciales
abogados para procesos judiciales

¿Qué entendemos por proceso judicial?

Por proceso judicial entendemos cualquier discrepancia que requiera acudir a los Tribunales para ser resuelta. Existen cuatro Órdenes Jurisdicciones, al margen de la Jurisdicción Militar, que son:

  • Civil
  • Penal
  • Contencioso-Administrativo
  • Social

En PLP® trabajamos en los cuatro órdenes jurisdiccionales, aunque los asuntos relacionados con nuestra actividad empresarial, nos obliga a estar más focalizados en los Órdenes Civil, Contencioso-administrativo y Social, sin perjuicio de que atendamos también los procesos ante la jurisdicción penal que puedan presentarse.

Accidentes de tráfico

Desde la despenalización de los accidentes de tráfico, los juicios para reclamar las indemnizaciones han quedado circunscritos a la jurisdicción civil en su gran mayoría, lo que hace que la mayor parte de conflictos en este área se resuelvan ante esta jurisdicción.

Accidentes de trabajo

Por otra parte, si lo que se ha producido es un accidente de trabajo, la Jurisdicción competente para reclamar la responsabilidad civil será la del Orden Social. Un aspecto a destacar consiste en que si, además, lo que se discute es si la causa del accidente ha sido el incumplimiento de las normas de seguridad en el trabajo, se produce una inversión de la carga de la prueba, siendo la empresa quien deberá probar que se ha cumplido con la normativa referida, y que el accidente ha tenido una causa distinta.  

Incapacidad del trabajador

Por otra parte, si lo que se está discutiendo es si el trabajador tiene derecho a que se le reconozca una situación de Incapacidad Temporal o Permanente, o una modificación de grado, o una indemnización por lesiones permanentes no invalidantes, igualmente será el Orden Jurisdiccional Social ante el que se resolverá la contienda judicial.

Conflicto sanitario

Los casos de Pacientes a los que no se le reconozca el derecho a valerse de los fármacos o soluciones terapéuticas aprobadas en España, los de esperas previas a pruebas diagnósticas o a la cirugía, tan prolongadas que ponen en peligro al paciente, los casos de trato desigual a los pacientes entre Comunidades Autónomas, y cualesquiera otros supuestos en los que se surja lo que hemos definido como Conflicto Sanitario, podrán estar implicadas las Jurisdicciones Civil, Social o Contencioso-administrativa, según el planteamiento técnico jurídico que elija el abogado.

¿Por qué elegir a PLP®?

Cuando vamos a iniciar acciones legales es imprescindible que podamos escuchar aquello que nos gusta oír. Pero es incluso más importante que alguien nos diga lo que no nos gusta tanto escuchar.

En PLP® la ética es el punto sobre el que hacemos girar toda nuestra actividad. Cuando creemos que las posibilidades de ganar son altas, lo decimos claramente. Pero cuando las cosas no están tan claras, también sentimos la necesidad de advertirle a nuestro cliente dónde están los riesgos al iniciar un proceso judicial. No queremos, ni nos interesa obtener un beneficio económico basado en el fracaso de los intereses de nuestro cliente. Estamos convencidos de que actuar de esa manera puede reportarnos un beneficio económico en el corto plazo, pero nunca será así en el medio o largo plazo.

En una sociedad convulsa en la que es complicado llegar a la verdad, formamos parte de ese grupo de profesionales que dicen lo que piensan, aunque ello suponga en muchos casos que el cliente no inicie sus acciones legales con nosotros. Es el cliente quien tiene que decidir si inicia un proceso judicial, y para eso tiene que conocer antes los riesgos y las oportunidades. Aun así, somos especialistas en afrontar casos difíciles, pero si lo hacemos será siempre con el pleno consentimiento de nuestro cliente, una vez bien informado de los “pros y contras”.

¿Cómo trabajamos?

El interesado puede contactarnos directamente vía teléfono o e-mail, o elegir la opción de que le llamemos nosotros de forma gratuita en ambos casos. Si elige que seamos nosotros quienes le llamemos, nos comprometemos a hacerlo en un plazo máximo de 24 horas, en horario de lunes a viernes.

Posteriormente, atendiendo a la mayor o menor urgencia de la situación, concertaremos una cita en nuestro despacho para poder prestarle el asesoramiento jurídico que precisa.

En el supuesto de que el caso requiera la realización de acciones necesarias, tales como negociaciones con hospitales o incoación de expedientes administrativos o judiciales, posteriores a esa primera visita profesional y, si el cliente así lo decide, nos encargamos de impulsarlas para proteger sus intereses.

Como parte de nuestra actuación ética, y pensando en las necesidades de los pacientes, siempre que esté justificado por su estado de salud, podemos desplazarnos para realizar la consulta en su propio domicilio o en la entidad en la que se encuentren ingresados. Como ya hemos dicho en el portal de nuestra web, PLP® es una empresa privada con una vocación pública de servicio, y este es un ejemplo más de ese espíritu.

Preguntas Frecuentes

Hace meses que hice una petición a la Seguridad Social para que me concedan una prestación. ¿Puedo acudir directamente a los tribunales?

En general, para poder acudir a los tribunales, antes es necesario haberle dado a la Administración la posibilidad de que rectifique su decisión inicial. Es decir, el esquema (por lo general) es el siguiente:

  • Petición de la prestación a la Seguridad Social.
  • Una vez denegada la petición, o transcurrido el plazo del silencio administrativo, habrá que hacer una reclamación previa en el plazo de 30 días.
  • Tras la Reclamación Previa, una vez transcurridos 45 días desde la presentación de la reclamación, o desde que se haya contestado a la misma negativamente, tendremos un plazo de 30 días para presentar la demanda ante el Juzgado de lo Social.

Esta regla y sus plazos no se aplica siempre. Hay procedimientos de impugnación de Altas Médicas y algunos otros que exigen plazos distintos y pasos diferentes.

Tengo que presentar una demanda contra una denegación de una prestación a cargo de la Seguridad Social. ¿Puedo hacerlo ante un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo?

La pregunta tiene mucho sentido, ya que los pleitos contra la Administración se suelen ventilar ante la jurisdicción Contencioso-Administrativa. Pero en materia prestacional, la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social zanjó esta controversia de manera definitiva, atribuyendo el conocimiento de este tipo de demandas a los Tribunales de lo Social.

¿Puedo presentar una Reclamación Previa a la Vía Judicial personalmente, o es necesario que la presente un abogado?

La Reclamación Previa a la Vía Judicial puede presentarla cualquier interesado, no siendo necesaria la intervención de Abogado. Nuestro consejo es que sea un Abogado especialista quien la presente. La razón es muy clara; el artículo 72 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social dice: “En el proceso (judicial) no podrán introducir las partes variaciones sustanciales de tiempo, cantidades o conceptos respecto de los que fueran objeto del Procedimiento Administrativo y de las actuaciones del interesado o de la Administración, bien en fase de reclamación previa en materia de prestaciones de Seguridad Social o de recurso que agote la vía administrativa, salvo en cuanto a los hechos nuevos o que no hubieran podido conocerse con anterioridad.”

Esto quiere decir que la Reclamación Previa que hagamos, ha de estar bien orientada desde el principio y formulada de una manera completa. Por eso, en la práctica, sucede en muchas ocasiones que la reclamación la ha presentado directamente el interesado, faltándole el conocimiento técnico para orientar un posible juicio más adelante, lo que nos limita a los abogados las posibilidades de argumentación al presentar la demanda ante el Juzgado de la Social.

Por este motivo, nuestra recomendación es que la Reclamación previa la realice un abogado especialista en la materia.

Se me ha pasado el plazo para presentar la Reclamación Previa. ¿Qué puedo hacer?

En sentencias recientes del Tribunal Supremo se tiende a ver este plazo, no como un plazo de prescripción de la acción, sino de caducidad, al menos cuando afecta al interesado. Por tanto, habrá que presentar de nuevo la petición si no ha prescrito el derecho, y esperar a la denegación expresa o por silencio administrativo para volver a presentar de nuevo la Reclamación Previa.

Pero para quitarnos de problemas lo mejor siempre será presentar la reclamación en tiempo y forma desde el principio.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos con la mayor brevedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies