In Blog

¿Cuándo tiene lugar estas revisiones?

Podrán llevarse a cabo en cualquier momento, por el organismo público que reconoce los diferentes grados de incapacidad y por tanto, se podría incluso llegar a retirar la pensión por la incapacidad permanente, en el caso de que el paciente la estuviera cobrando, si así lo considera este organismo. Indistintamente del grado de la incapacidad permanente que sufra el paciente, y que haya sido determinada con anterioridad, el organismo que se ocupa de ello, informa de la fecha a partir de la cual se podrá llevar a cabo dicha revisión. De manera general, estas revisiones suelen tener lugar cada dos años.

¿Cuál suele ser el resultado de la mayor parte de estas revisiones?

Generalmente, estas revisiones se traducen en una confirmación del grado de incapacidad ya existente, o en anulación de la prestación debido a una mejoría. En muy pocas ocasiones se cambia e incrementa por agravamiento el grado que había sido concedido previamente.

¿Existe algún modo de prepararse para afrontar mejor estas revisiones?

Apenas puede hacerse nada. De hecho, preocuparse no tiene demasiado sentido. El resultado de la revisión va a depender únicamente de la evolución de las patologías que sufra el paciente, así como de la valoración que de ellas realice el organismo público encargado de dichas revisiones.

incapacidad permanente revisiones

¿Hay alguna actuación posible para los casos en los que la prestación sea retirada injustamente, a juicio del paciente?

Cuando esto ocurre, y el paciente considera que su condición no ha mejorado o que incluso ha empeorado en alguna medida, sí resulta eficaz plantearse una acción posterior, ya que previamente a la revisión poco o nada se puede hacer. Por tanto, una posibilidad bastante llevada a cabo en estos casos, es que antes de interponer la demanda judicial se impugne la resolución por medio del recurso obligatorio previo a dicha demanda.

¿En qué casos resulta conveniente impugnar?

Cada paciente y cada caso es personal y diferente al resto, por lo que no se puede dar una respuesta general. Por ello, siempre se aconseja asesorarse por medio de buenos profesionales del derecho si se desea poner una reclamación previa, a través de la cual se impugne la resolución. Un buen asesoramiento también es imprescindible  para las acciones judiciales que quizás se puedan ir realizando a posteriori. Aunque las peticiones demuestren la realidad, si la reclamación se ha redactado o estructurado mal, el resultado podría traducirse en una resolución negativa, o una desestimación de las peticiones.

¿Cuándo se debe actuar si se desea  impugnar la resolución?

Indiferentemente de si el resultado de la revisión conlleva el  mantenimiento del mismo grado que ya se tenía, de o si han sido eliminados tanto la prestación como el reconocimiento, la reclamación se debe presentar en 30 días naturales contando desde el día siguiente al de la recepción de la notificación de la revisión.

¿Cuánto tiempo después de haber impugnado la resolución se suele recibir una respuesta?

El organismo que ha realizado la revisión y transmitido el resultado de la misma cuenta con 45 días para transmitir la resolución del recurso. En esta nueva resolución confirmará bien su comunicado anterior, o la pretensión que el paciente ha solicitado en su recurso. Otro modo de actuación es la no respuesta. Es decir, si una vez que han pasado los 45 días de plazo, no hay una resolución transmitida, se entiende que se ha denegado el recurso debido al silencio negativo.

Más información

¿Qué opinas?
Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos con la mayor brevedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies